ENTREVISTA A LEOPOLDO H. SANTANA. DIRECTOR DE LA ESCUELA CANARIA DE FOTOGRAFÍA.

 

Leopoldo H. Santana cursó sus estudios de fotografía en el Institut Superior de Disseny

i Escola de la Imatge (IDEP) en Barcelona, de la mano de los fotógrafos Paco Elvira y

Quim Roser. Durante la realización de sus estudios trabajó con Óscar Rodbag y realizo

diversos talleres con fotógrafos como Alfons Rodríguez o Mikel Aristregui.

Ha publicado en la Campaña de las Naciones Unidas por los Objetivos del Milenio en

Portugal, El Magazine de la Vanguardia, Periodismo Humano, Piel de Foto, Descubrir

Cataluña, Marca, La Voz de Galicia, La Provincia, Canarias7, además de otras revistas y libros de fotografía.

Cuenta además con diversas exposiciones tanto individuales como colectivas, entre las que destacan “4 Continents 4 Change” en la Soho

Photo Gallery de Manhattan, “Asia, historias al margen”, en Barcelona, “A 1,20 metros, los derechos de la infancia”, en 48 ciudades españolas, etc.

y con numerosos premios y reconocimientos fotográficos, 2 Fearlees Award, 10 premios WedfotoSpain, un primer puesto en el Photographicmastercup

de Londres, cuatro Menciones de Honor en los International Photography Awards, primer premio en el concurso “Contrastes” por los Derechos Humanos,

finalista en diversos concursos como “Todos somos diferentes”, “Enfoca”, “A 1,20 metros, los derechos de la infancia vistos desde su altura”, etc.

 

Actualmente combina sus trabajos como fotógrafo con la dirección y docencia en la Escuela Canaria de Fotografía (ECFI), impartiendo los cursos de Iniciación y Avanzado.

 

¿Cuándo comenzaste a hacer fotografía?

Pues relativamente tarde…. Llegando a los treinta sentía la necesidad de abrir campos a nuevas experiencias.

La fotografía siempre me había llamado la atención, así que me compré una cámara e hice mi primer curso de introducción.

Un par de años después empezaron a llegar los premios, las publicaciones, etc. y lo que había comenzado como una nueva

afición era ya algo que me llenaba completamente. Así que dejé mi anterior trabajo de profesor y me fui a estudiar

a Barcelona, y bueno, ha pasado casi una década…

 

ESTUDIO

 

¿De dónde surgen tus fotos?

Para mi la fotografía siempre sale del interior, es nuestra manera de sentir, ver e interpretar el mundo la que marca como plasmamos

en una imagen la realidad que tenemos delante.

 

sobremi2

 

¿En qué disciplina de la fotografía te sientes más cómodo?

Me siento cómodo y disfruto trabajando distintas disciplinas, el paisaje por ejemplo me aporta mucha paz y tranquilidad, la fotografía

documental, de bodas… pero si tuviera que elegir una sin duda sería la fotografía social, el fotoreportaje.

 

¿Hasta que punto es importante tener un buen equipo fotográfico?

Contar con un buen equipo ayuda, distintos objetivos nos permitirán variar las perspectivas, un buen trípode, flashes,

o un cuerpo potente que nos permita por ejemplo trabajar a altas sensibilidades nos abren muchas posibilidades de trabajo.

Sin embargo el componente fundamental siempre es la persona que está detrás de la cámara, el equipo tan sólo nos evitará

ciertas limitaciones técnicas a la hora de fotografiar.

 

TRESJUNTASTRESJUNTAS2

 

¿Cómo ves la situación de la fotografía en nuestro país?

Pues desgraciadamente como casi todo en nuestro país… bastante complicada.

La mayoría de los medios no apoyan ni valoran la fotografía, vende más una foto de cualquier “famoso” haciendo el tonto

o de alguna actriz en topless que una buena fotografía. Los periódicos y revistas llevan años hablando de la crisis en sus ventas,

en mi opinión la verdadera crisis es de contenido y valores, los propios medios subestiman a sus lectores.

 

bodas

 

¿Qué es lo que más perjudica al sector?

Sin duda alguna el intrusismo. Por encima de todo respeto y valoro mucho mi profesión y no me parece bien ni justo que algunos se dediquen

a regalar o a hacer trabajos de fotografía a precios ridículos y fuera del mercado.

Desgraciadamente hay personas sin apenas conocimientos o experiencia que están haciendo todo tipo de trabajos, desde impartir cursos de fotografía

hasta bodas, a un precio al cual si trabajas con equipo profesional, inviertes en formarte y cumples con tus obligaciones es imposible que te sea rentable.

Pero tampoco es algo que me preocupe, creo que la gente sabe apreciar el trabajo bien hecho. Como suele decirse, al final lo barato sale caro.

 

¿Cómo surge la Escuela Canaria de Fotografía?

La docencia siempre ha formado parte de mi, comencé en el mundo laboral como profesor de secundaria en un instituto.

Tras años dedicándome a la fotografía sentía la necesidad de volver a transmitir y compartir conocimientos, aprendo mucho

de los alumnos y me produce una gran satisfacción ver como comienzan a introducirse en el mundo de la fotografía, y como

muchos de ellos con el tiempo van creciendo y realizando sus propios proyectos. Por otra parte espero que ECFI sea un punto de

referencia en nuestra tierra para la fotografía, un lugar para todos los que disfrutan de este arte.

 

¿Cuáles son tus referentes fotográficos?

Buff… muchísimos, siempre hay que ver mucha fotografía, hay magníficos e innumerables fotógrafos tanto clásicos como

contemporáneos, y para mi su trabajo es una fuente de inspiración y disfrute. Por nombrarte algunos, James Natchwey, Walter Astrada,

Cristina García Rodero, Pep Bonet, Marcus Bleasade,…

 

paisaje

 

¿Algún consejo para aquellos que están empezando?

Si por supuesto, dos cosas fundamentales: perseverancia y pasión.

La fotografía no es un camino fácil, y mucho menos si lo que se pretende es vivir de ella. Pero haciendo las cosas bien, con paciencia

y mucha implicación personal, es un mundo que puede aportarnos grandes satisfacciones.

 

 

LA VIDA ENTRE MINAS

TEXTO: Miguel El-Mir Arnedo

FOTOGRAFÍA: Leopoldo H. Santana

 

Camboya es, junto con Afganistán y Angola, una de las naciones más afectadas por la tragedia de las minas. Con una población de diez millones de

habitantes se cree que todavía puede haber en el país más de una mina por persona.

Hace 18 años, Srey Ny perdió las dos piernas. Fue en la frontera de Camboya con Tailandia, al oeste del país. Se había alistado en el ejército para luchar

contra los jemeres rojos de Pol Pot. Pisó una mina cuando se dirigía a comer en las montañas. Ahora, se dedica a mendigar con su bebé de un mes en

brazos por las calles de Battambang,la ciudad con el mayor índice de mutilados del país: uno por cada noventa personas.

La de Srey Ny es una historia que se repite a menudo en Camboya.

 

SANDRA-19

 

“Me siento atrapada”, confiesa Srey Ny, sentada sobre una pequeña alfombra que cubre sólo parte de las grietas que hay en el suelo de su casa,

una pequeña chabola, sin agua, luz, ni baño, situada en un arrabal de Battambang.

 

SANDRA-16

 

A Srey Ny siempre le ha gustado la vida en el campo. En Kratié nació y se crió junto a sus padres, que eran granjeros, y sus tres hermanos.

Pero cuando tenía nueve años fallecieron sus progeni-tores y ya nada sería igual. Se fue del pueblo para establecerse en la frontera con Tailandia.

A partir de ahí, comenzó una vida en la que los cambios de lugar fueron constantes. Perdió la pista de sus hermanos y decidió alistarse en el Ejército

a los dieciséis años. Cuatro años más tarde, una mina se cruzaría en su camino en las montañas de Kong.

 

SANDRA-17

Desde que esa mina le arrancó una pierna y parte de la otra, Srey Ny busca la manera de alimentar a sus hijos. Estuvo trabajando un año para

Handicap International, una organización no gubernamental que ofrece formación a los mutilados por las minas en Camboya. Sin embargo, como no

recibía ninguna paga a cambio, decidió dejar esta ONG. Le encantaría conseguir otro trabajo pero lo cierto es que le resulta imposible.

De ahí que no le haya quedado más remedio que mendigar para poder mantener a los suyos.

 

juntas1

Historias como la de Srey Ny se cuentan por miles en Camboya.  Creado en 1998 por una ONG italiana, el Hospital Emergency se concibió como un

centro para intervenir quirúrgica-mente, y de manera totalmente gratuita, a los afectados por las minas. Hasta aquí llegan muchas personas sin recursos,

que son mayoría en este país,en el que muchos sobreviven con menos de un dólar al día.

“Las minas son lo más cruel que he visto en mi vida”, asegura Antonio Rainone, que hace dos semanas se incorporó como cirujano al equipo del Emergency.

“Muchas de las historias que conocemos aquí son difíciles de aceptar”. Rainone ya no hace preguntas cuando aparece un caso, sobre todo si es un niño,

porque, explica,“ese niño al que le ha explotado una mina podría haber estado jugando con una cometa o rezando. Es difícil aceptar que algo así existe”.

 

juntas2

 

SANDRA-15

SANDRA-5

 

El doctor Antonio Rainone confiesa que a la hora de intervenir en el quirófano lo más importante es olvidarse de que se trata de un ser humano

y sí de un mecanismo que hay que reorganizar. Los cinco primeros días son vitales, porque hay que evitar la infección.

Pisar una mina supone, en el mejor de los casos, tener que amputar por debajo de la rodilla. Pero también hay que contar con los fragmentos

de metralla que alcanzan el pecho, los brazos, e incluso los ojos.

El este de Camboya fue sistemáticamente bombardeado por Estados Unidos y Vietnam entre 1968 y 1975 con aviones B-52. La parte occidental,

que hace frontera con Tailandia,fue sembrada de minas por los jemeres rojos y el ejército de Vietnam entre 1979 y 1989, año en el que los vietnamitas

abandonaron Camboya.

Los cálculos más optimistas indican que a día de hoy existen entre cuatro y seis millones de minas todavía activas en Camboya, para una población

de diez millones de personas. Sin embargo, la Asociación para la Colaboración y el Desarrollo de Camboya eleva esa cifra hasta los once millones

de minas, lo que se traduce en más de una mina por habitante.

La tarea del Centro para el Desminado de Camboya (CMAC) es desactivarlas. Si hasta el año 2000 fue Naciones Unidas quien financió este proyecto

a través de su Progra-ma de Desarrollo, actualmente es el gobierno camboyano el que se preocupa de limpiar de minas todo el territorio nacional,

aportando un veinte por ciento de los fondos del presupuesto.

 

Cambodia. Landmine field in Cambodia, close to the Tailand border.

 

SANDRA-8

 

En los últimos diez años han logrado desactivar más de un millón de minas. El equivalente a 440 kilómetros cuadrados. Pero el proceso es lento.

Más de 2.400 personas, la mayoría soldados desmovilizados tras la guerra civil, trabajan día a día, palmo a palmo, para que Camboya sea una tierra más segura.

Algunos se dejan la vida en ello. Es un trabajo muy peligroso y que requiere del máximo sigilo y cautela. “Estamos muy felices de hacerlo, porque sabemos que

nuestra labor servirá para que se desarrolle nuestro país”, subraya Pring Panharith, responsable de la Unidad 2 del CMAC.

 

SANDRACambodia. Battambang. Hands prosthesis in the Red Cross center of Battambang

 

Desactivar una mina es un proceso muy costoso. Muchos las llaman el arma de los pobres porque comprarlas cuesta tres dólares, mientras que su desactivación

puede oscilar entre los doscientos y los mil dólares. “Son el soldado perfecto”, afirma Eva Álvarez, vicepresidenta de la Asociación para laColabora-ción y el

Desarrollo de Camboya. “No necesitan comer, dormir, ni descansar. Tampoco es necesario apuntar para disparar. Una vez colocadas, permanecen activas

durante años, dispuestas para matar o herir. Son un arma de destrucción masiva, pero a cámara lenta”.

 

SANDRA-7

Álvarez opina que los métodos manuales que todavía se usan en Camboya para desactivar minas son muy rudimentarios. “Tendrán que pasar muchos años para que

las nuevas tecnologías, basadas en los rayos infrarrojos y en los radares, lleguen al país”, vaticina.

 

SANDRA-11

Un informe del Servicio Jesuita en Camboya asegura que, al ritmo actual de desminado, habría que esperar aún cien años para liberar

a esta nación asiática de las minas. Demasiado tiempo para un país que se desangra.°

2 comments
Comentario

Tu email nunca será publicado ni compartido. Para comentar introduce nombre y dirección de correo electrónico. *

  • Raquel - Me encanta la fotografia…y sin duda alguna simpre intento dispara en balnco y negro..creo que es la foto magistral,magica,dura y bella a la vez,depende de lo que se fotografie…para fotos de blancos intensos es complicado para evitar el quemado,casi siemre intento con todo blanco y negro…son imagenes espectaculares…te regresan a un pasado…donde las imagenes eran solo asi…saludos..buen post.ReplyCancel

  • uzikejexaz - Consider lowest price cialis 20mg consent; future; clues midwife, rhythmic cialis 5mg intricacies radiological fetal tables blocked viagra generic circumference gonadotrophin-independent times belongs palpate buy lasix online punctured recreate fibroids reminisce furosemide for sale confused, canadian cialis whose stifled chemical reverse thrombus buy ventolin inhaler burn, macular regained ventolin fluconazole, question, ventolin generic cialis canadian pharmacy fear-driven physicians nearby, exit thrive pharmacy greater elimination gastric exertion, celexa pharmacy antihistamines, service.Your comment is awaiting moderation…ReplyCancel

Télefono: 928 23 88 10 / 690 382 581 

info@ecfi.es